Más de 500 millones de pesos para promover la seguridad de los pacientes en Colombia

  • La Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación (S.C.A.R.E.) lidera acciones que buscan contrarrestar los altos costos por enfermedades prevenibles en el país.
  • La Sociedad invertirá en el año 2017 más de 500 millones de pesos en el programa de Promoción y Prevención, capacitando a más de 5.000 profesionales de la salud y sus pacientes.

 

Bogotá, agosto de 2017. La Sociedad Colombiana de Anestesiología y Reanimación (S.C.A.R.E.) adelanta nuevas actividades estratégicas de promoción y prevención (P y P), que buscan promover la cultura de la seguridad de los pacientes en Colombia.

Desde este año, puntualmente, se está trabajando en el proyecto “Cuidarte”, el cual  tiene como fin sensibilizar y educar a los  pacientes sobre qué hacer para cuidar su salud antes, durante y después de una cirugía.

El propósito, explica la Doctora María del Pilar Soler, jefe de Promoción y Prevención de la S.C.A.R.E., es ofrecer cada vez más un servicio con altos estándares de calidad y minimizar los costos que implican la recaída o fatalidad durante y después de la realización de un procedimiento quirúrgico.

Aunque en Colombia no hay cifras sobre los ahorros que pueden representar para el sector salud los programas de promoción de la salud y prevención de la enfermedad, es claro que la viabilidad del Sistema de Seguridad Social en Salud depende en gran parte de la inversión que se realice en programas de P y P. Enfermarse no  solamente es incómodo, sino costoso en bienestar físico, sociológico y económico. Por esto la S.C.A.R.E. le ha apostado a este tema, capacitando durante el primer semestre del 2017 a 2.500 profesionales y trabajadores del sector salud, y espera llegar a 5.000 personas intervenidas al cierre del año, con una inversión de más de 500 millones de pesos.

En países como España, por ejemplo, el costo de la no seguridad en los pacientes hospitalizados fue de 2.474 millones de euros (8.74 billones de pesos, a la tasa actual) y en los pacientes no hospitalizados 960 millones de euros (3.39 billones pesos, a la tasa actual)  a 2012. Según investigaciones realizadas en el sistema de salud español, los costos de la no seguridad representan el  6% del gasto sanitario público.

Por su parte, en países suramericanos como Chile los costos que se pueden evitar cuando se invierte en la seguridad de los pacientes son de aproximadamente 45 millones de dólares (134,4 mil millones de pesos, a la tasa de hoy).

Ejecución de políticas

La estrategia emprendida por la S.C.A.R.E. para promover la cultura de la seguridad contempla acciones para dos tipos de público: profesionales o  trabajadores de la salud y pacientes.

Con los primeros se han adelantado talleres de cuatro horas y proyectos de hasta ocho semanas para sensibilizar no solamente a los médicos y otros profesionales de la salud, sino también a todos los trabajadores del sector, llámese personal de vigilancia, aseo, administrativo y financiero, entre otros.

En este sentido, se ha trabajado en capacitación y entrenamiento en habilidades como liderazgo, comunicación y trabajo en equipo y se han efectuado acciones focalizadas en cirugía, con el propósito de identificar riesgos durante la atención de los pacientes que requieren estos procedimientos.

En lo corrido del año la S.C.A.R.E. ha llevado a cabo acciones específicas en 14 hospitales de los departamentos de Cundinamarca, Caldas, Santander, Norte de Santander, Bolívar, Nariño, Huila, Tolima y Boyacá.

El objetivo, precisó la Doctora Soler, es “montar estrategias de seguridad en las instituciones, que a su vez generen información para la construcción de políticas públicas en salud y educación en el sector”.

Agregó que la idea es trabajar con las secretarías de salud y llegar a más de 50.000 profesionales y sus pacientes en todo el país, a diciembre de 2018.

La tarea del paciente

Con respecto a la estrategia de seguridad de cara a los pacientes, la jefe de P y P de la S.C.A.R.E. sostuvo que todos debemos  tener en cuenta las siguientes recomendaciones cuando nos programen y realicen un procedimiento quirúrgico:

  1. Conocer nuestros derechos y deberes. Un paciente informado es más consciente de las fallas y riesgos que puede haber antes y durante su cirugía. Esta información le permite participar activamente durante su atención.
  2. Verificar que las órdenes médicas estén a su nombre y tengan los datos completos
  3. Leer muy bien el consentimiento informado y firmar solo cuando lo haya entendido.
  4. Ir acompañado si es de la tercera edad o si es muy joven.
  5. No auto medicarse.
  6. Mantenga una comunicación fluida con su médico, no dude en preguntar las veces que usted considere necesario.

 

Mayores Informes:

Maria Camila Urrea V

Ejecutiva de Cuenta

MB COMUNICACIONES

Cel: 321-435-8357

PBX: 571-6423011

Mail: camila.urrea@mbcomunicaciones.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *